Cantos primordiales a mi pueblo (Autor: Manuel Almeida Rodríguez)

Los Teques es un pueblo escindido en su identidad. Alguna vez fue un sitio de paisajes bucólicos, Capín melao, rieles y neblina. También fue lugar de tránsitos novelescos y café. Hoy Los Teques es una suerte de ciudad que, arropada en la idea de ser satélite de Caracas, comenzó a tener periferias y suburbios antes que tener centro y cama pa´tanta gente.

Tuvimos zonas industriales prefabricadas pero mantuvimos calles de recuas y callejones. Esto es porque los gobiernos locales han respondido a la lógica caraqueña, que al final de cuentas decidió nuestra forma y razón de ser como tequeños. Eso sí, dichos gobernantes han tenido mucha creatividad para la represión y los castigos ejemplares como sistema.

De esta y otras realidades recibimos el remoquete de Ciudad dormitorio. Es cierto que hay un montón de gente que trabaja en Caracas e inunda la amada –y odiada– Carretera Panamericana o que decide triturarse diariamente en el metro (Como dice el poeta José Javier Sánchez). Pero lo cierto es que las calles tequeñas viven todo el día con gente también inundada o triturada. Entonces vivimos en esa doble razón en la que nos vemos, tocamos, odiamos, amamos. En esa lógica contradictoria y superpuesta también hacemos, soñamos y existimos. Pero no importa que esa situación nos tumbe las paredes de a poco porque, a fin de cuentas “Aquí la gente lo que hace es dormir”.

Esta retórica cotidiana nos enseñó, a soñar poquitico y de vez en cuando. Ahora bien ¿Estamos pensando en pequeño y la opción es pensar en grande? Yo creo que no, para mi la opción siempre será pensarnos bien y no ponerle granduras o pequeñuras a la cosa, porque esa lógica de las comparaciones es perversa: Más grande que… más pequeño que…
Si la historia de Cacique Guaicaipuro se recupera —en grande— para que sea llevado al panteón solamente, entonces lo estaremos haciendo de bronce. Ahí pues prefiero al que está hecho de hojas quemadas de tabaco, porque ese decía y dice cosas buenas, malas, locas, terribles.

Tampoco sirve que veamos en los textos y en las piedras las historias de lucha y de resistencia si no hacemos de esa resistencia un hecho cotidiano. No sirve de nada decretar un “día de la Resistencia Indígena” si seguimos promoviendo un sistema que desprecia precisamente eso que motivó la lucha de nuestros ancestros: su forma de vida libertaria, solidaria …comunera.

¡Eche! La cosa va por otro lado.

Nuestro pasado debe construirse y reconstruirse para desentrañar los vericuetos ocultos y a veces inhóspitos; también debe desencajar las estructuras el sistema y desmontar la lógica del consumo. Debemos recomponer nuestro espíritu de lucha con otra lógica para la transformación de nuestra cotidianidad del barrio, la calle, el pueblo y la comuna. Desde allí debemos enredarnos amorosamente en una identidad nuestra.

Hay que sacudir las botas contra el piso pa´ sacar los alacranes, recomponer las calles de día y de noche, hablar de la poesía de nuestro tiempo, inundar de teatro las plazas y los bebederos. Remontar resistencia de la nación Teque pero reconocer los verdaderos enemigos.

Nuestra historia debe atornillarnos en el sueño de ser tequeños, con un lugar que no importa que sea ciudad o que sea pueblo, sino que sea lo que queremos y que seamos entonces junto con ella. Pero solo podemos lograrlo si nos apropiamos de nuestro pasado con crítica y resabios, con subjetividades, con ganas de querernos como pueblo.

¡Pa luego es tarde!Desde la Torre construcción

Anuncios

Acerca de Rieles y neblinas

Historiador, cronista de barrio, tallerista y estudioso de la historia local.
Esta entrada fue publicada en Artículo, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s