Sobre la Nación Teque

(Por: Manuel Almeida Rodríguez)

La Nación Aractoeque, o Teque, se ubicaba en las laderas del Rio Paragotos (Paracotos) distribuida en diversas aldeas que funcionaba de forma autónoma cada una. Estas aldeas tenían un “asiento principal y bohíos aledaños con múltiples familias. Los habitantes del bohío mantenían una “Chapa” o territorio de abastecimiento más o menos proporcional al número de habitantes. Esto no debe entenderse como propiedad en el sentido occidental, sino como un espacio natural mantenido por los habitantes para el cultivo y cacería y que debía ser respetado por todos. En esta Chapa se encontraba el conuco, el espacio para la cacería y la recolección de frutas que abastecía a los habitantes. Los Teque consumían tanto yuca como Maíz.tainos1-2

La Choza Principal, junto a los bohíos aledaños y las Chapas de cada uno de ellos eran la unidad social, política y territorial de una aldea como, por ejemplo, Suruapay, que era la más grande de la nación. También era común las uniones entre las etnias, en las cuales el marido debía mudarse a la casa o lugar de la esposa y ser asumido por La aldea de procedencia de ella.

  Entre las cabezas de familia se escogía al jefe de la Aldea. Este no ejercía poder directo pues las decisiones eran asumidas por consenso de la asamblea, que era el poder más relevante y que describe una organización que se comprendería hoy en el concepto de comuna y con una organización política entendida como anarquista, puesto que el poder está diluido en las decisiones de la asamblea y la organización social era por consenso y parentesco. Cuando ocurría una amenaza bélica los jefes de las diferentes aldeas elegían a un jefe guerrero al cual, presumiblemente, asesoraban en un consejo de la coalición.

Mapa Teques 2      En 1560, Cuando llegaron los españoles a estas tierras en busca de oro, Guacaypuro (Lanza de la Montaña) era el jefe de Suruapay donde vivía con su familia, entre los que destacan su hermano Anariguaima (segundo en la jefatura), Epicuro (bautizado como Blas), Amensaguar, Auyariguata (Nieto, no se registra el nombre de la madre), Baruta, Tiaroa, Caycape, Campocagua y Cuamacane. Epicuro fue quien brindó el testimonio principal para conocer lo poco que se conoce sobre la vida cotidiana del pueblo y su histórico líder.

Ante la amenaza,  Guacaypuro fue escogido como Líder Guerrero de la Nación Teque por los jefes de otras aldeas de los que se tiene conocimiento que son: Querequepano o Terequepano, Curutayma, Aguaramare (Guaramare) y su hermano Popure, Piaqueima, Epoima (Opoyma), Pacuare y su hijo Tucupay. Estos se ubicaban en Las montañas que hoy se conocen como Altos Mirandinos, Paracotos y Tácata.

Los Caribe mantuvieron en jaque la conquista del territorio desde el Lago de Valencia hasta Cúpira. En la confrontación cayeron vencimos El Collado (Caraballeda), El hato San Francisco (Cercano a Catia), Las minas de Los Teques (San Pedro) y otros asentamientos castellanos que tuvieron como derrotados a  Pedro de Miranda, Juan Rodríguez Suarez, Francisco Fajardo y Luís de Narváez, entre otros.

El combate de este pueblo mantenía el estilo de guerrilla con predominio de la furtividad y el asecho con cuchillos, flechas y cerbatanas. También había el combate cuerpo a cuerpo con mazos y macanas; sin embargo, estos eran implementos normales de cacería, pues la gente de estas tierras, siendo combativa, no tenía a la guerra como prioridad, puesto que no tenían artefactos especiales para tal fin, como si era el caso de los conquistadores.

tainos_3q                Luego de 7 años, la coalición Caribe, liderada por Guacaypuro, intentó grandes combates y fue derrotada en San Pedro (1567) y en Maracapana (1568, Catia). En ambas el gran enemigo fue Diego de Losada, que gustaba de hacer empalar a los pueblos conquistados. Una práctica en la que compitió en saña con el famoso Vlad Tepes(Drácula).  El líder Teque fue asesinado por Francisco Infante y Sancho de Villar con la ayuda de nativos conocedores del lugar en fecha imprecisa de 1568, tal como atestiguaron Almere, Arue y Epicuro, habitantes de Suruapo.

Pariamanaca y Anariguaima, los sucesores esperados, no tuvieron la fuerza para continuar la lucha. El primero se fue con su hermana Quetemne a Cayaguacano, liderada por el principal Popure. El segundo se estableció en Pocuao, territorio liderado por Curutayma. De modo que Los Aratoeque se desperdigaron hacia los valles de Aragua o hacia el sur para mantener su estirpe indómita. Parte del pueblo se quedó y se confinó en sectores de la ciudad que se fundaría posteriormente y que fue asumida como parte de las Encomiendas, de los que se hablará más adelante. Los nativos fueron adaptándose al conquistador y atestiguaron la llegada de otros hombres y mujeres europeos, muchos de ellos pobres, campesinos, labradores y algunos que se apropiaron de amplias extensiones de tierra; así también vieron llegar Carabalies,  Mendé, Efik, Congo o  Yoruba que hicieron a la fuerza, su historia en esta tierras de sosegadas lomas.

Nuestros ancestros combatieron por su estilo de vida caribe- libertario, en conuco, sin estado, sin la guerra como premisa. Su memoria ha sufrido los embates de una mirada europea y  las fuentes sobre este período son en su mayoría elucubraciones también colonizadas. Así que aun alta mucho por reflexionar sobre los sujetos históricos que somos: La nueva Nación Teque.

Anuncios

Acerca de Rieles y neblinas

Historiador, cronista de barrio, tallerista y estudioso de la historia local.
Esta entrada fue publicada en Artículo, Cantos originarios, Conquista y colonia, Historia, Personajes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s