La rebeldía Karive también tuvo nombre de mujer.

Por: Manuel Almeida Rodríguez

                Las caras de la conquista están en el presente y se reflejan elocuentemente cuando la cotidianidad decide detenerse un poco y preguntarse sobre los hechos del pasado para construir un discurso histórico que permita a los vericuetos del tiempo pasado abrirse camino en el presente. De la misma manera, esos discursos son los promotores fundamentales para la transformación de la sociedad. Esto quiere decir que ambos, presente y discurso del pasado son inseparables. Más aun cuando estos elementos han confrontado la complejidad de la política, que ha servido como catalizador o filtro sobre la fluidez del discurso y su presencia en la vida diaria.

pueblos-america-colonial-ii-L-aJI1ql

Ilustración de un enfrentamiento entre Españoles y nativos. Nótese las diferencias en la indumentaria de guerra

               De esta manera consolidamos una ancestralidad que define cuán largo creemos el pasado como sociedad y de qué manera hemos ocupado el paisaje para comprender entonces como se hace una ideología del presente y del espíritu vigente, colonizado o no, en nuestra sociedad y sus instituciones.

       Los pueblos originarios y su historia son un ejemplo, pues su ausencia o su presencia en el discurso histórico, así como las formas en las que se hace presentes. Esto expone la vigencia abrumadora de la dominación cultural a través de los olvidos históricos que difuminan la relación intercultural existente hoy y que se relacionan con los vaivenes del poder y las políticas de memoria manifiestas en cada época de nuestra nación.

     Entre los elementos que expresan la conquista están los bautizos como prácticas simbólicas fundamentales del desconocimiento y descalificación de la Otredad, así como la imposición forzosa de la cultura dominante, con la consecuente eliminación del lenguaje y valores culturales. Estas acciones se revestían además de un sentido de “Bondad” y de “Deber” que hacían del conquistador un será que debían agradecerse sus desmanes.

      Los Caribes de la región Centro Norte Costera fueron bautizados por el español de acuerdo a recurrencias en la naturaleza. Así por ejemplo,  Caracas fue el nombre dado a un grupo de Caribes por la proliferación de una Planta hoy llamada Pira, de uso cotidiano por los habitantes. Asímismo, Los Quriquires recibieron su nombre de un ave común en la zona de los Valles del Tuy y que habitaron las regiones de Súcuta y Tácata. El pueblo de Tácata tuvo una estrecha relación geográfica y cultural con la región tuyera que se mantuvo hasta mediados del siglo XIX cuando las vinculaciones modernas de transporte y comunicaciones reconfiguraron la geopolítica local y la vincularon con el Cantón de Guaicaipuro.

       Pero ¿Quienes fueron estos Quiriquires? Existen algunas fuentes sobre la conquista en las que se menciona a este grupo. La principal de ellas es la Relación de Nuestra Señora de Caraballeda y Santiago de León hecha por  Juan de Pimentel (Gobernador y Capitán General de la Provincia de Venezuela entre 1576 y 1583). Esta se complementa además con Las memorias de Antonio Barbudo de 1575, La Relación de la Provincia de Venezuela de Fray Pedro de Agreda en 1581 y La Corografía de la Gobernación de Venezuela y Nueva Andalucía hecha por Juan López de Velazco entre 1571 y 1574.

    Estas obras, que exponen aspectos generales de las tierras y los grupos étnicos encontrados en la conquista, mencionan dos posibles orígenes del nombre: Uno es la proliferación de un árbol similar al chaparro, llamado Quiriquire por los originales; otro era por un ave, que en España se llamaban Lizarenos y cuya presencia se asoció con este grupo.

      El nombre, aunque sería una reinterpretación de los conquistadores, fue dado a la nación que extendía su paisaje por 25 leguas a las orillas del rio Tucuy (Tuy) hasta encontrar a Los Tomusas en el Oriente. Este pueblo continuó la resistencia luego de la muerte de Guaicaipuro y la pacificación de la nación Teke y su conquista Es narrada por José de Oviedo y Baños en su Historia de la conquista y población de la provincia de Venezuela. A la cual accedemos con la salvedad de que es una obra compuesta en 1722, es decir 150 años después de los acontecimientos.

    Toda la región fue llamada Salamanca por Juan Rodríguez Suarez y recorrida

Conquistador español

Juan Rodríguez Suárez Bautizó la región como Salamanca

inicialmente por Gabriel Ávila en 1573. A su mando se encontraba Garci–González de Silva, personaje descrito por Oviedo y Baños con sorprendentes y casi sobrehumanas aptitudes combativas que sería primordial en años siguientes. Este, junto a treinta hombres realizó varias expediciones, confrontando inicialmente a Conopoima y Acaprapocon, principales Tekes a los que logró doblegar secuestrando sus chozas, sus mujeres y sus hijos.

      Poco después, González de Silva continuó hacia las tierras Quiriquires donde enfrentó a Yoraco, Quiriquire nacido en Tácata, que también se describía con gran valor y fuerza que además poseía un collar de cuentas coloradas que impedían mágicamente su sangramiento. Ambos hombres se enfrentaron en un combate singular que terminó con la muerte del quiriquire y la toma del mágico artefacto por el conquistador, quien luego lo cedería al Rey Felipe II.

Yoraco       Las expediciones por la conquista del territorio continuaron en la década del 70 de ese siglo XVI con enfrentamientos, traiciones y asesinatos por parte de los castellanos, que mermaron cuando Garci-González de Silva venciera a Parayauta, jefe rebelde que logró matar a los soldados Juan Pascual y Diego Sánchez. El Quiriquire fue vencido aunque luego fue liberado por Silva para acordar la pacificación de la región. Luego, la región del nuevo pueblo de San Joseph de Tácata fue etorgada en Encomienda al Propio Garci González de Silva y a su pariente Francisco Infante.

        La lucha de la Nación Quiriquire destaca por su épica y por tener como artífice primordial a una mujer, cuyo nombre hoy es referencia de dignidad como pueblo y también como mujer: su nombre era Apacuana.

           Lo poco que se encuentra sobre este personaje narra que, tiempo después de la muerte de Yoraco y la derrota de Parayauta, los españoles siguieron su periplo invasor por los Valles del Tucuy, tierras fértiles y provechosas para el cultivo.  González de Silva y su cuñado  Infante coordinaron varias expediciones para proseguir la conquista. Una de ellas estuvo a cargo del Teniente Francisco Carrizo, quien en una oportunidad recibió a los principales Camaco y Araguare junto a 100 nativos. Estos llegaron ante los españoles son de paz para establecer vínculos y prevenir la matanza que había traído el hombre blanco, pero esa fue su perdición pues fueron traicionados. Algunos de ellos fueron pasados por las armas mientras que otros fueron cordados por las orejas para trabajar como esclavos.

    Estos actos, que por demás mostraban la naturaleza cruel y despiadada del conquistador, provocaron la indignación y la ira del resto de los pueblos Quiriquires, que continuaron confrontando decididamente a los españoles. Este es el escenario en el aparece Apacuana. Era la madre de Guacima, uno de los principales Quiriquires que se asentaban en Súcuta y muy respetada por todas las naciones Caribe por su condición de Piache, es decir, como guía y oficiante de la fé de este pueblo. Lo que le otorgaba una significativa jerarquía cultural.

apacuana

Representación Artística de Apacuana, La piache Quiriquire que continuó la resistencia contra la conquista española en las riveras del Rio Tucuy.

       Ella, descrita con carácter firme y actitudes para la estrategia, logró unificar en 1574 a diversas naciones para liberar las tierras de Súcuta y defender su cultura. Así venció a Garci González Silva que huyó junto con infante hacia las tierras Teke. Las autoridades de Caracas designaron entonces a Sancho García para la recuperación del asentamiento. Este conquistador era tan despiadado como Francisco Carrizo  o Diego de Losada e inició una expedición pacificadora con 50 españoles y otros tantos indios leales. El Lugar de Tácata fue recuperado por los europeos convirtiéndose en la base para la reconquista de las riveras del Tucuy y la pacificación de los Quiriquires. Sancho García logró capturar a Apacuana. La piache fue acusada de Brujería por unas leyes que no le pertenecían y a las que nunca rindió tributo. Se la condenó a la horca y su cuerpo permaneció exhibido para causar terror entre sus pueblos.

 conquista

     La principal Quiriquire destaca hoy con fuerza en el empeño que nos hacemos de construir una historia insurgente. En principio destaca el velo que las fuentes lanzan sobre este personaje. Es significativo hablar hoy de los valores de esa sociedad que asumía sin inconvenientes a una mujer como jefe de combate, mostrando así una equidad de género poco conveniente para la historia patriarcal y misógina que necesitaba occidente y su tradición judeo-cristiana. Esta memoria traduce la preocupación sobre todo lo que falta aun por desmontar de un discurso dominante que se refuerza en políticas de olvido más que de de memoria.

      Sabemos que la sangre de Apacuana permaneció entre los Quiriquires que se hicieron cimarrones, así como vive entre los hombres y mujeres que defienden sus valores ancestrales y la sangre guerrera de ser Caribe. Es decisión nuestra hay hacerla parte de nuestro pasado ancestral y, con ella, hacernos eco de la lucha por una sociedad de iguales.

 

Anuncios

Acerca de Rieles y neblinas

Historiador, Cronista del Municipio Guaicaipuro, tallerista y estudioso de la historia local.
Esta entrada fue publicada en Artículo, Cantos originarios, Conquista y colonia, Historia, Lugares, Personajes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s