Miranda: La toponimia de una región Histórica

(Por: Manuel Almeida Rodríguez)

La definición geopolítica del territorio

El territorio que hoy ocupa el estado Miranda perteneció a la antigua provincia de Caracas durante buena parte del siglo XIX. La década de los 40 corría sus últimos años y con ellos llegaba al poder José Tadeo Monagas, héroe de la independencia que nació a las orillas del Rio Amaná en el Estado que hoy lleva su nombre.

monagas_jose_tadeo

José Tadeo Monagas                  ( 28/10/1784 – M: 18-11-1868)

En 1847 Este líder se propuso desmontar el poder de Páez y se apoyaba en la profunda desigualdad social en el país y en creciente sentimiento bolivariano. El ambiente era propicio para el triunfo de Monagas, y  en enero 1848 este enfrentó la hegemonía conservadora en el Congreso de la República, pues los diputados, paecistas en su mayoría, intentaban acciones legales para su destitución. Con fuerza y a caballo, Monagas irrumpió en el hemiciclo parlamentario acompañado de una muchedumbre que resistía a los conservadores y sentaba así bases firme para el inicio de un nuevo periodo de poder político en Venezuela.

Un congreso nuevo, ahora cercano a Monagas, propuso entre las primeras acciones legales la alteración de la geopolítica nacional como un símbolo de poder sobre el territorio más que un interés real de administración del mismo. Inicialmente se dispuso la separación de la región central del país en tres provincias: Aragua, Guárico y Caracas. Esta última incorporaba, además de la ciudad homónima, los cantones de Caucagua, Guarenas, Ocumare, Petare, Río Chico y Santa Lucía, abarcando así el territorio hoy mirandino.

En 1853 una Venezuela gobernada por José Gregorio Monagas, Hermano de José Tadeo, se acomodaba a un cambio drástico del sistema socioeconómico del cacao que se apalancaba en el esclavismo, al sistema cafetalero que funcionaba con jornaleros. Los sistemas sociales alteraron la política nacional así como también muchas regiones comenzaron a ver mutaciones en su dinámica cotidiana; Haciendas antes poderosas decayeron para dar paso a las cafetal

Venezuela 1855

Venezuela 1855

eras. Ese año el Congreso de la República creó los cantones de Curiepe, Guaicaipuro (17 de marzo) y Maiquetía, como divisiones del Estado Caracas que además veían un incremento sustancial en su funcionamiento y ameritaban mejor control por parte del estado central. Esta sería la primera reestructuración interna que sentaría las bases para la posterior reorganización geopolítica regional.

     El triunfo de los liberales en la Guerra Federal impuso una Constitución que fue promulgada el 28 marzo de 1864. En ella se Declaraba a Venezuela como Estados Unidos de Venezuela y se dispusieron 20 provincias como estados independientes. A estos se añadía un Distrito Federal, integrado por los cantones de Caracas, La Guaira y Maiquetía, del estado Caracas. La capital de esta instancia fue ubicada en Petare.

1875 - Miguel Tejera Mapa Fisico y Politico de los EE.UU de Venezuela

Mapa Político de Venezuela 1875

A fines de 1864 el estado Caracas pasó a denominarse Bolívar, convirtiéndose así en la primera entidad en llevar el nombre del libertador.

Con el triunfo de la Revolución azul en 1868 volvían a la política nacional los octogenarios generales José Tadeo Monagas y Carlos Soublette que entraron a la capital cabalgando sobre una pila de cadáveres. Entre las disposiciones geopolíticas del nuevo gobierno estuvo que los 3 departamentos del Dis­trito Federal se integraran al estado Bolívar y que la ciudad de Caracas fuese la capital unificada de la región y de la nación. Algunos medios, como La Opinión Nacional proponían dividir al país en tres repúblicas independientes. Justo en noviembre de ese año moriría José Tadeo Monagas debilitando el impulso de la revuelta aunque se instala en el poder su hijo José Ruperto Monagas, esto no evitaría en incremento de la guerra intestina. Es precisamente esta confrontación la que serviría de alfombra al retorno de Antonio Guzmán Blanco al poder y con el la instalación de una etapa del poder nacional centrado en el “Ilustre americano” como se hacía llamar el hijo de Antonio Leocadio.

200px-Martin_Tovar_y_Tovar_20

Antonio Guzmán Blanco (N: 20/02/1829-M: 28/07/1899)

Este personaje era descrito con una actitud desfachatada y petulante, impulsiva, teatral, valiente y demagoga. De Guzmán Blanco fue descrito con inteligencia universitaria y espíritu caudillezco. Sus amoríos con una sobrina de José Tadeo Monagas le valieron para que el líder oriental, intentando desbaratar tal situación enviara a este joven como Cónsul a Europa y Nueva York. Lejos de perjudicarlo, los conocimientos de la política internacional serían muy útiles en tiempos posteriores para comprender las múltiples formas de construcción simbólica del poder, cosa que era muy bien manejada por los norteamericanos y Franceses. Una vez que Guzmán Blanco se instaló en el poder dispuso la reestructuración integral del país con el fortalecimiento de su figura y de una nación que representara su ego. Así que comenzó la secularización del estado con el fortalecimiento de las logias masónicas, la creación de los registros civiles y la separación de la iglesia de procesos de control del estado. Asimismo, propuso la creación de la Iglesia Católica Venezolana ante desavenencias con Roma.

La imagen del político como emblema produjo el nacimiento de teatros, plazas, Calles, cantones y estados que recibieron el nombre de Antonio Guzmán Blanco. El afán de control nacional de este personaje reducía en 1874 de veinte a siete los estados de la Federación, unificando los llamados “Grandes Estados”, Proceso en el que nació el Estado del Centro donde integraban los ya existentes: Apure, Bolívar (Hoy Miranda y Distrito libertador), Guárico, Guzmán Blanco (Aragua) y Nueva Esparta.

En abril de 1881, la nueva constitución reestructuraba la República ahora en nueve grandes estados. En este caso el Estado del Centro se llamaría ahora Guzmán Blanco y lo integraban las secciones Bolívar, Guzmán Blanco (Aragua, Guárico y Nueva Esparta). La capital provisional de esta entidad se estableció en Camatagua, y luego se designó a Villa de Cura como capital bajo el argumento de que esta era la cuna de Ezequiel Zamora­, lo cual es un error pues el General del pueblo soberano nació en Cua, localidad de Los Valles del Tuy que hoy pertenecen a Miranda). Entre las dudas de esa división toponímica está saber si esto fue hecho ex profeso por el Gobernador de ese momento Francisco Tosta García y por qué a este estado le anexaron Nueva Esparta. La misma constitución estipulaba que las seccio­nes de los grandes estados contaban con autonomía interior, elegían a sus gobernantes, prefectos y jefes civiles en los distritos y respectivas municipalidades, además de los miembros para la legislatura estatal.

Miranda. Paréntesis del personaje

Francisco de Miranda002

Francisco de Miranda

Francisco de Miranda fue un personaje tan controversial y polifacético en vida como fue esquivo y difícil en la memoria luego de su desaparición física en Cádiz el 14 de julio de 1816. Este Coloso de la historia mundial tuvo como destino una fosa simple en los cementerios para los reos de la Carraca, prisión donde expiró su último aliento. El precursor vivía en la memoria de algunos pocos y de la familia que lo sobrevivía. Entre ellos su hijo Francisco Miranda Andrews moriría en 1831 defendiendo a Rafael Urdaneta y a una Colombia en sus últimos suspiros. Por su parte Leandro, su hijo mayor, mantuvo vínculos directos con Colombia llegando a ser delegado consular y funcionario diplomático hasta la disolución de esta república. En 1839 fundó y dirigió el primer banco en el país: El Banco Colonial Británico y un año después se casó con Teresa Dalla Costa, sobrina de Carlos Soublette. Fue embajador de Venezuela en Perú y luego se fue a París ciudad en la que vivía en 1870 siempre en contacto con Venezuela. Ese año, mientras Guzmán Blanco se instalaba en el poder en la ingrata Venezuela que le negó la merecida gloria al generalísimo, el cementerio primitivo de la cárcel “La Carraca” de Cádiz fue clausurado y los huesos de los muertos fueron puestos en una fosa común, incluyendo los del Héroe de múltiples revoluciones. 29 años después de esa fecha y tres años después de la muerte de su hijo mayor, en 1889, Miranda sería por primera vez parte de la toponimia nacional.

El Gran Estado Miranda

En los 80´s del siglo XIX el país vivía otros años “movidos”. Antonio Guzmán Blanco se retiró como Ministro plenipotenciario a París antes de culminar su período en medio de una crisis política producida por opositores a su personalismo. Este dejó encargado de la presidencia a Hermógenes López que era el número uno del Consejo Federal de gobierno con la instrucción de hacer gobierno con leales a Guzmán, entre ellos el Dr. Juan Pablo Rojas Paúl y Francisco González Guinand.

López intentó separarse del Guzmancismo y tomar la presidencia pero las presiones políticas no lo permitieron y el 5 de julio Rojas Paul tomaría asumiría el poder ejecutivo por los siguientes 2 años con el lema de “Paz, legalidad y concordia”; al asumir el poder intentaría el fortalecimiento de la industria y la pacificación nacional pero para llevar adelante esta idea debía desmontar la férreamente construida imagen del guzmancismo. Entre las acciones emprendidas estuvo la modificación de la toponimia y así hizo fuerzas para que el 23 de diciembre de 1889, la Legislatura del, hasta ese momento Gran Estado Guzmán Blanco, cambiara su nombre. El Nombre elegido fue el de el Framncisco de Miranda puesto que el peso de esta Bizarra y destacada figura de la historia nacional merecía un reconocimiento de este nivel. Además el nombre era lo suficientemente imponente como para acallarlas quejas de los guzmancistas por este acto que sería el comienzo del el desmontaje del “caudillo ilustrado” de la toponimia como políticas de memoria.

Fue así como esta importante entidad del centro venezolano pasó a llamarse Estado Miranda asumiendo el 3 de noviembre de 1890 a la ciudad de La Victoria como Capital y sede de los poderes públicos. El 16 de abril de 1891 la entidad fue nombrada “Gran Estado Miran­da” como parte de las disposiciones geopolíticas del estado y se mantuvo sin modificaciones durante las administra­ciones de Raimundo Andueza Palacios salvo por el hecho de que se inauguró el Gran Ferrocarril Venezuela que unía vialmente su territorio y sentaba las bases para una economía pujante.

Mapa_de_los_Estados_Unidos_de_Venezuela (1)

Estados Unidos de Venezuela 1890

Ese año de 1892 Joaquín Crespo inició la llamada revolución Legalista y al triunfar convocó una asamblea constituyente que promulgó una nueva carta magna al año siguiente. Entre las disposiciones estuvo el retorno de la capital a La Villa de San Luis Rey de Cura. Esta ciudad revestía gran importancia para Crespo pues desde ahí había iniciado sus acciones por la toma del poder central, además este había sido la sede de la presidencia del Gran estado Guzmán Blanco cuando, una década antes, los destinos de esa entidad eran dirigidos, por orden de Guzmán Blanco, por el propio Crespo.

Casa de Gobierno en Villa de Cura 001

Casa de Gobierno en Villa de Cura

La integridad estatal fue mantenida hasta el 16 de diciem­bre de 1898 cuando, en medio de los estertores del liberalismo, la Legislatura mirandina acordó la separación de las secciones Caracas, Guárico y Aragua (En ese momento la entidad estaba integrada por lo que hoy es Aragua y Nueva Esparta). El territorio retomó su nombre de Estado Caracas, con capital en Petare desapareciendo temporalmente el nombre de Miranda en la toponimia nacional salvo por las nacientes calles y diversos cantones en el país.

Esta ausencia sería corta pues en 1899 llegaba la Revolución Liberal Restauradora de Cipriano Castro.

200px-gomez_and_cipriano_castro

Cipriano Castro, Lider de la Revolución Liberal Restauradora y Su compadre Juan Vicente Gómez

Con ella se retomó la autono­mía de los estados concebida en la Constitución Federal de 1864 y se promovieron algunas modificaciones sensibles en el tema geopolítico según los acuerdos firmados en abril de 1899 por el Congreso Nacional. El 28 de octubre de 1899 se firmó un decreto por el cual la divi­sión territorial del país era de veinte estados. Luego, el 3 de  agosto de 1900, esta división se redujo a quince y el Estado Caracas retomó el nombre de Miranda y  la capital de esta entidad fue provisionalmente Santa Lucía con el General Manuel Modesto Gallegos como su presidente designado. Tal cambio de nomenclatura se mantuvo en la constitución del 29 de marzo de 1901 a pesar de que esta carta magna volvía a cambiar la distribución territorial retomando los veinte estados. Estos movimiento constantes y, a veces con aspectos caóticos, se sustentaban en el interés de organizar el territorio a la par de calmar las presiones de los caudillos regionales. Esta constitución del primer año del siglo XX trasladó la capital del estado a Petare.

En abril de 1904, Tras la victoria del Gobierno de Castro sobre la Revolución Libertadora

Casa de Gobierno Ocumare del Tuy_a

Antigua Casa de gobierno en Ocumare del Tuy

de Manuel Antonio Matos, la admi­nistración de Cipriano Castro sancionó otra Constitu­ción en la que las entidades federales fueron reducidas a trece y el Estado Miranda perdía los distritos Guaicaipuro y Sucre donde se encontraba Petare que fueron anexados al Distrito Federal. Este movimiento obligó la mudanza de la capital de Miranda Entonces a Ocumare del Tuy.


Un breve paréntesis se hace interesante. Hay una canción de la tradición venezolana que habla precisamente del cambio de capital del estado Miranda. La canción es conocida con el Nombre de “Adiós a Ocumare”. Durante mucho tiempo se asumió que esta pieza musical hablaba de una añoranza a la mudanza de los poderes públicos del estado a Los Teques en 1927; sin embargo, cuenta Ignacio Barreto, músico avesado y Director del Archivo Audiovisual de la Biblioteca Nacional, que por la fecha de Composición hacia principios de siglo y por los textos localizados esta canción se llama en realidad “Adiós, a Ocumare” lo cual hablaría de la mudanza de Petare a esa ciudad de Los Valles del Tuy.


Los Primeros 10 años del siglo XX fueron intensos debido a las confrontaciones con imperios extranjeros y trasnacionales. El régimen de Cipriano Castro se debilitaba y ante la necesidad de viajar al extranjero para tratamientos médicos, en 1908 el “Restaurador” fue derrocado por su compadre Juan Vicente Gómez. El nuevo gobierno procedió, como era de esperarse, a crear una nueva constitución nacional y en ella, que fue promulgada el 5 de agosto de 1909, se reimplantó la división territorial de la nación en veinte estados, además de dos territorios federales, las múltiples dependencias federales y un Distrito Federal donde se asentaban los poderes públicos de la nación, división que se mantuvo hasta el año de 1999.

En esta constitución de 1909 El Distrito Vargas pasaba a ser ahora un departamento del Distrito Federal y los distritos de Guaicaipuro y Sucre volvieron a ser incorporados al Estado Miranda. De tal modo que es a partir de ese momento cuando se estructuró el territorio actual de Miranda tal y como lo conocemos hoy aunque a lo largo del siglo se han producido diversas modificaciones como  el nacimiento de nuevos municipios, cambios de nomenclatura como por ejemplo la establecida en 1961 que convertía a los antiguos distritos en Municipios y lo que hoy conocemos como parroquias eran los entonces denominados distritos. e incluso la mudanza de la capital. Pero  estos cambios ocurrirían dentro del territorio hoy conocido.

El 13 de febrero de 1927 La capital del estado fue muda­da a la ciudad de Los Teques donde se mantiene hasta hoy. Posteriormente, ya en la década de los años 80 se produjeron diversas modificaciones de importancia, como lo fue el nombramiento de algunos distritos, como Carrizal y Los Salias, como Municipios autónomos, separándolos del Municipio Guaicaipuro al que pertenecían desde la fundación de este como Cantón en 1853.    Mapa_de_Venezuela_(1930)

Hoy tenemos un estado con ejes culturales y territorios definidos de la siguiente manera: El Municipio Sucre (Capital Petare), Chacao, Baruta (capital Nuestra Señora del Rosario de Baruta) y el Hatillo (Capital El Hatillo) que comparten con el Distrito Federal la denominada Zona Metropolitana de Caracas. Los Altos Mirandinos compuestos como se dijo por Guaicaipuro (Capital Los Teques), Los Salias (Capital San Antonio de Los Altos) y Carrizal (Capital Carrizal): La región de Barlovento está constituida por los municipios: Acevedo (Capital Caucagua); Pedro Gual, capital Cúpira; Andrés Bello (capital San José de Barlovento); Brión (capital Higuerote); Buroz (Capital Mamporal); Páez (capital Río Chico). Luego se encuentra la región de los Valles del Tuy compuesta por los municipios Cristóbal Rojas (Capital Charallave); Independencia (Capital en Santa Teresa del Tuy); Lander (Capital Ocumare del Tuy); Paz Castillo (capital Santa Lucía) Simón Bolívar (Ccapital San Francisco de Yare); Urdaneta (Capital Cúa). Junto a estos se encuentra el Eje Plaza (Capital Guarenas) y  Zamora (Capital Guatire)

El estado Miranda de hoy es la expresión de sus regiones que  manifiestan una riqueza de culturas, valores y referentes que constituyen regiones históricas de gran valor que merecen ser reconocidos y estudiados con profundidad para intentar comprender la importancia que cada una de ellas tiene en la historia, la memoria y el patrimonio e identidad mirandina y de la nación toda.

Una mirada editorial sobre el estado Miranda.

Con la constitución de una nueva entidad geopolítica, las instancias gubernamentales promueven algunas acciones que sirven para fortalecer la idea del territorio establecido como parte de la identidad ciudadana. Esto fue lo que intentó hacer Bolívar con la obra de Francisco Antonio Zea y de Revenga para promover a Colombia, Asimismo Páez promovió la construcción  de una geografía y una historia de Venezuela. Encargados a Agustín Codazzi y a Rafael María Baralt respectivamente. Estas acciones se orientan a dar sentido de territorialidad a una estructura geopolítica naciente. Es así que al constituirse el Gran Estado Miranda, El consejero encargado de la presidencia de dicha entidad, el  General J. M. García Gómez propuso en 1891 a Telasco MacPherson,Portada Diccionario Macpherson letrado y naturalista Valenciano, que desarrollara lo que sería conocido como el Diccionario Histórico, geográfico, estadístico y biográfico del Estado Miranda. Este material se convirtió en un excelente trabajo de consulta sobre el estado. Que incluso hoy posee información muy valiosa de la las regiones involucradas.

Otro tanto hizo Gómez y sus representantes en el estado que encargaron a Francisco de Paula Álamo otra publicación de gran valor como lo es “El Estado Miranda”. Este material se enmarcaba en las celebraciones del primer centenario de la independencia. Álamo era un escritor y periodista nacido en Petare y que colaboró con diversos periódicos del país e incluso fue director del Heraldo de Miranda. La obra de Álamo evoca el momento de esplendor del Ferrocarril y es una muestra editorial del inicio del Gomecismo y su afán por aproximarse simbólicamente a la Figura del Libertador Simón Bolívar. En este trabajo se destaca las relaciones de coFco de Paula Alamo_amercio que marcaron el crecimiento de la región y, sobre todo, de la ciudad de Los Teques que 16 años más tarde sería la capital.

Durante el siglo XX se realizaron otros esfuerzos editoriales que tenían como objetivo fortalecer la territorialidad mirandina en el plano científico y simbólico, como es el caso de “El Estado Miranda, su tierra y sus hombres, obra que fue compilada por El Banco Miranda
y publicada en 1959. En 1979 el Gobernador José Rafael Unda Por El Estado MirandaBriceño creó la Biblioteca de autores y Temas Mirandinos que tenía como objetivo la reivindicación de las obras y autores relacionados con el estadocomo entidad cultural. En esta colección se publicaron varias obras de temas variados que fortalecen la idea del estado como región. Así se destaca por ejemplo: Aspectos geográficos del Estado Miranda de Marco Aurelio Vila, publicada en esta colección  con el nro 48 en 1992 o La Onomatología Mirandina, de Adolfo Salazar Quijada, obra que fue publicada en esa colección con el nro 51, en el año de 1993.

Dentro y Fuera  la Biblioteca de Autores y Temas Mirandinos hay múltiples publicaciones que tratan sobre lugares o municipios de esta entidad que profundizan en los valores de una tierra maravillosa que hoy conocemos como Estado Miranda y que está compuesta por gente buena, de corazón sincero y con la fuerza telúrica del cuero que repica en el cumaco Barloventeño y de trina en el Arpa, Maraca y buche de nuestro joropo.

Anuncios

Acerca de Rieles y neblinas

Historiador, Cronista del Municipio Guaicaipuro, tallerista y estudioso de la historia local.
Esta entrada fue publicada en Artículo, Historia, Lugares. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s